Razones que te animarán a montar en bicicleta

Te resumimos los beneficios de este deporte para tu salud y tu línea

por enforma.hola.com /


 

VER GALERÍA

Hay otros ejercicios que, tal vez, te da más pereza practicar, pero el ciclismo suele ser una disciplina apetecible que, además, es apta para prácticamente todas las edades. Vamos a resumirte algunos de sus beneficios por si te decides a ‘darle al pedal’.

  • Junto con la carrera y la natación, es una de las mejores maneras de mejorar la capacidad aeróbica.
  • Es bueno para tu salud cardiovascular. Puede contribuir a mejorar el funcionamiento de los pulmones y del corazón, reduciendo el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Además, también te ayuda a prevenir dolencias como la hipertensión, el colesterol alto o diabetes.
  • Mejora el tono muscular. Contribuye a desarrollar las articulaciones y los músculos de las piernas, las caderas y los glúteos y perder grasa en los muslos y las pantorrillas. También impide que las articulaciones se oxiden y puede ayudar a mejorar el estado de la columna vertebral.
  • Ayuda a perder peso. La bicicleta ayuda a incrementar el gasto calórico y a combatir los problemas de sobrepeso.
  • Reduce el estrés. Un paseo sobre dos ruedas es uno de los ejercicios más relajantes que existen, pues pedalear de forma rítmica puede ayudarte, sin duda, a liberar tensiones.
  • Te fortalece. Aumenta la resistencia y la capacidad pulmonar. Te sentirás más ligera y repleta de energía.

    Bien equipado...
    Sólo necesitas ropa transpirable, unas mallas o culotte de ciclista, el casco y unas zapatillas con suela de goma, para que el pie no se resbale del pedal. Y si vas a montar en bici al aire libre tienes que tener precaución con el sol y el viento, que pueden causar estragos en la piel, así que no olvides las gafas de sol, crema protectora y tener una botella de agua y una toalla siempre a mano.

    No olvides calentar
    Aunque no requiere de unas condiciones físicas especiales para ser practicado, sí que es conveniente no olvidar realizar una serie de estiramientos previos antes de ponerse a pedalear, trabajando sobre todo los músculos de las piernas, los glúteos, la zona lumbar y el cuello. Pero, aunque parezca sencillo, intenta ir aumentando el esfuerzo de forma progresiva, pues el organismo debe habituarse al ritmo poco a poco.

Todas estas bondades, sumadas a que se trata de un ejercicio divertido, que se puede practicar con más gente y que, en ocasiones, nos permite incluso hacer turismo, lo convierten en un buen aliado para mantenerse en forma. ¿Te animas?

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema