Razones por las que tu entrenamiento no está dando resultados


 
Linda Velásquez

Linda Velásquez

Entrenadora personal de Infinit Fitness Sanchinarro. Profesora de Pilates, especializada en tratamientos específicos relacionados con lesiones.
www.infinitfitness.es

© Fotolia

Si tu entrenamiento no está dando resultados pon atención a estas claves que nos da nuestra experta.

1. Sé sincera/o contigo. Hoy en día vemos modelos fitness que nos hacen pensar lo fácil que es conseguir un cuerpo 10, pero nada más lejos de la realidad. Cada persona es única y cada cuerpo responde de diferente manera. Así que plantéate objetivos alcanzables a corto plazo basándote en tu cuerpo, genética y en tus posibilidades. Sólo de esta manera notarás tu progresión real. Lee: 'Tips' para transformar tu cuerpo ¡sin dietas!

2. Entrenar más no siempre es mejor. El descanso es un factor tan importante como el propio entrenamiento. Durante ese periodo el músculo crece, las articulaciones descansan y tu cuerpo procesa el trabajo realizado. No entrenes todos los días. Recuerda que el exceso de ejercicio te acercara más a una lesión que a tu meta. Lee: Sobreentrenamiento, ¿cómo saber si estoy entrentrenando más de la cuenta?

3. La nutrición, el complemento perfecto. Si tienes una dieta equilibrada con alto valor nutricional estarás en el buen camino. Al entrenar facilitarás la perdida de grasa, pero no pienses que por ello puedes comer todo lo que se te cruce por el camino, así que sé selectivo, revisa tu dieta, tu cuerpo te lo agradecerá. Lee: 5 alimentos que no deberías comer en exceso

4. ¿Qué tipo de entrenamiento estás siguiendo para adelgazar? Seguro que cuando has querido bajar esos kilos de más, solo piensas en hacer cardio (bici, correr, elíptica, etc.). Tengo que decirte que no es la mejor manera. El entrenamiento muscular aumentara tu gasto calórico incluso en reposo. Por lo tanto, la mejor opción es la combinación de los dos tipos de entrenamiento. Lee: Lo que debes hacer en el gimnasio para perder peso

5. No realices tu ejercicio cardiovascular a lo loco. Los mejores momentos para este tipo de ejercicio son a primera hora de la mañana o después del entrenamiento muscular, para así aprovechar más los niveles bajos de azúcar en sangre y empezar a quemar más rápido los depósitos de grasa. No dudes en alternar la intensidad y tiempo del ejercicio para sorprender a tu cuerpo y mejorar constantemente. Y recuerda controlar siempre tus pulsaciones máximas. ¡Con estas claves y tu esfuerzo podrás conseguir lo que te propongas! Lee: ¿Cardio o pesas? ¿Qué va primero?

Además...

- ¡En vídeo! 6 ejercicios de fitness que hacemos mal

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema