Cafeína y deporte, ¿cómo nos afecta?


 
Marta Lorenzo

Marta Lorenzo

Nutricionista

es licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, diplomada en Nutrición Humana y dietética y especialista en Nutrición deportiva

© Fotolia

El consumo de cafeína en personas que practican ejercicio está muy discutido; ya que sus beneficios no están del todo claros debido a que varían en función de la persona.

Se dice que puede resultar ventajoso porque actúa sobre el sistema nervioso central, mejorando la concentración y receptividad, y, además, ayuda a la liberación de adrenalina. Además, si consumimos cafeína una hora antes de practicar ejercicio, podemos conseguir que los músculos quemen más grasa y menos glucógeno y, con ello, mejoraríamos nuestro rendimiento, además de ayudarnos a reducir nuestros niveles de grasa corporal. Para obtener una mayor absorción de la cafeína, se recomienda tomarla sola, es decir, si tomamos café no acompañarlo de leche. También se ha demostrado que si no tomamos cafeína varios días antes de la competición, en el momento que lo consumamos, tendrá un mayor efecto ergogénico y nos ayudará a practicar ejercicio durante más tiempo y a más intensidad.

Por otro lado, uno de los miedos que se plantean en el mundo del deporte es si la cafeína nos puede deshidratar por su efecto diurético. Efectivamente, la cafeína se considera diurética, pero no más que el agua, y deberíamos ingerir una dosis de 300 miligramos diarios para notar una mayor diuresis. La cafeína la podemos encontrar en bebidas como el café, el té, los refrescos de cola o en productos como el chocolate; y la cantidad de cafeína en cada uno de ellos podría ser más o menos:

- Café instantáneo (60 mg por taza)

- Té verde (40 mg por taza)

- Bebidas energéticas (100 mg por taza)

- Chocolate negro (40 mg por 50 g)

Pero el aporte de cafeína no es todo ventajas y, de hecho, mi recomendación es que nunca tomes cafeína justo antes de una competición sin conocer los efectos que tiene en nuestro cuerpo. En algunas personas puede producir efectos no favorables como, por ejemplo, cuadros de ansiedad, insomnio o temblores. En caso de sufrir estos efectos secundarios, es recomendable que directamente evites la cafeína, tanto si practicas ejercicio como si no. Cada persona es diferente y puede tolerar alimentos o compuestos diferentes a otras personas; lo importante es conocerse a uno mismo y descubrir que es lo que nos sienta bien y lo que nos sienta mal y, esto último, nunca consumirlo justo antes de una competición.

Además...

- ¿Qué importancia tiene el hierro en el deportista?

- ¿Cómo debe ser la alimentación de un buen deportista?

- Siete aceitunas al día para entrenar con fuerza

- Los mejores ‘smoothies’ para deportistas

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema