¿Por qué necesitas tomar más vitamina B en primavera?

por JULIA GIRÓN /


 

Insomnio, astenia, falta de vitalidad, cansancio... ¿Te suena? Son algunos de los síntomas más comunes que sufre la mayoría de la población con la llegada de la primavera y a los que podemos hacer frente con una alimentación rica en vitaminas y minerales y la práctica regular de ejercicio físico. La experta Marian Alonso, nutricionista de Nutrilite, nos explica cómo debemos adaptar la alimentación con el cambio de estación y qué papel tiene la vitamina B para recuperar la energía y el ánimo que nos faltan en esta época.

© Fotolia

Alimentos para la primavera

"En principio, nuestros hábitos alimenticios deben permanecer lo más estables posibles durante el año, ya que hay una serie de nutrientes esenciales que necesitamos tomar de forma constante. Dicho esto, es cierto que existen aspectos de nuestra alimentación a los que prestar más atención con el cambio de estaciones. Tras el invierno, caracterizado por platos de cuchara más contundentes, con gran presencia de carnes y legumbres, el organismo nos pide comidas más ligeras, ricas en vitaminas y antioxidantes". En este contexto, la experta recomienda aumentar el consumo de las frutas y las verduras, como alimentos con un gran contenido de agua, fibra, vitaminas, minerales y fitonutrientes; y aquellos de temporada (en primavera, aguacates, albaricoques, cerezas, ciruelas, espárragos, alcachofa, berenjena, etcétera) y, si es posible, alimentos de 'proximidad'.

- Lee: 10 alimentos muy ricos en vitaminas y minerales

Además, al cambio de estación, es importante también tratar el tema de la astenia primaveral,;ya que esta sensación de cansancio y falta de vitalidad tanto física como intelectual afecta a una de cada diez personas, y es algo que puede combatirse fácilmente con la alimentación, comenzando por la ingesta de alimentos energéticos como frutos secos, frutas secas (dátiles, uvas pasas), plátanos e, incluso, chocolate negro. También, en primavera, y en todas las épocas de año, es importante desayunar bien por las mañanas. El aporte de vitaminas, minerales y macronutrientes (proteínas, carbohidratos y grasas) que suministremos en la primera comida del día es fundamental. Junto a una correcta hidratación y ejercicio físico regular, serán las claves para estar en buena forma también durante la época primaveral.

- Lee: Astenia y alergias primaverales: la dieta que necesitas para acabar con ellas

¿Cómo puede ayudarnos la vitamina B?

Las vitaminas del grupo B son esenciales para una gama amplísima de funciones vitales, pero su tarea principal es la de asistir en la liberación de energía de los carbohidratos, las grasas y las proteínas, ayudándote a mantenerte alerta. En resumen, podríamos decir que dan energía al cuerpo, pero sus beneficios son múltiples ya que:

  • Las vitaminas B te ayudan a extraer la energía de los alimentos que ingieres.
  • Las vitaminas B contribuyen también al funcionamiento correcto del sistema nervioso.
  • Las vitaminas B contribuye a un metabolismo energético adecuado y ayudan a combatir la fatiga.
  • Cuidan del corazón, las arterias y el cerebro.
  • Fortalecen y mantienen el sistema inmunitario.

"La vitaminas de este grupo se encuentran de forma natural en productos animales, entre ellos el pescado, la carne, las aves, los huevos, la leche y los productos lácteos. Ciertas vitaminas B se pueden encontrar en los vegetales, como los frutos secos y las legumbres. Es importante destacar que las vitaminas del grupo B son solubles en agua y, por lo tanto, la dieta debe proporcionarlas de manera continua; ya que tienen una capacidad limitada de almacenamiento en el cuerpo a largo plazo". Por ello, la nutricionista de Nutrilite, recalca que, aunque podemos obtener las vitaminas, minerales y el resto de nutrientes necesarios a través de la alimentación, la complementación puede ser interesante en determinadas situaciones. Por ejemplo, hay diversos grupos de población con necesidades mayores en la ingesta de estas vitaminas como los atletas y deportistas amateur, las personas mayores (donde las vitaminas B12 y B6 son muy importantes), los vegetarianos y las embarazadas o mujeres en período de lactancia -siempre bajo el consejo de su especialista- o personas que estén pasando por un momento de gran estrés.

- Lee: ¿Cómo debe ser la alimentación de un buen deportista?

Vítaminas B6 y B12, antídoto contra el insomnio

Las ocho vitaminas esenciales del grupo B actúan en conjunto para lograr que nuestro organismo tenga una salud óptima y juegan un papel fundamental en nuestro estado de ánimo, ya que son esenciales para sintetizar neurotransmisores, como la serotonina, fundamental para sentirnos bien. "Cada vez más se piensa que los niveles bajos de vitaminas B6 y B12 estarían asociados estrechamente con la depresión como factor predominante en determinados casos. Por ejemplo, la vitamina B6 (piridoxina) es necesaria para que se produzca la serotonina y la norepinefrina en el cerebro y, al sufrir un déficit continuado de esta vitamina B6 en la dieta, puede limitar la cantidad de serotonina, que puede conducir a depresión, trastornos del sueño y el insomnio. De igual manera, la vitamina B12 se utiliza en la regulación de los ciclos de sueño a través de una sustancia llamada melatonina; por lo que una deficiencia de vitamina B12, puede afectar los patrones de sueño".

- Lee: Alimentos que te ayudan a dormir mejor

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema