No te pongas a dieta, ¡cambia tu dieta!

por enforma.hola.com /


 

¿Es posible ganar en belleza, juventud y salud solo cambiando ciertos hábitos de alimentación? ¡Por supuesto que sí! Beatriz Larrea, nutricionista holística y health coach, nos da una serie de consejos y pautas para conseguir el reto de llevar un estilo de vida saludable, así como alcanzar y mantener un peso ideal.

Harta de visitar especialistas y probar un sinfín de dietas, la experta y autora de ‘Detox para cambiar tu vida’ (Esfera de los Libros), nos explica a través de su propia experiencia cómo una alimentación equilibrada la llevó a perder más de 10 kilos y le hizo recuperar la salud y la autoestima. ¿El primer paso? Olvidarse de una vez por todas de las dietas.

- ¿Es cierto que ‘somos lo que comemos’?

El cuerpo se está regenerando y reconstruyendo constantemente, los glóbulos rojos sólo viven unos 120 días, las células que recubren el estómago se renuevan cada 3 días, el hígado cada 500 días y la piel aproximadamente cada 4 semanas. De hecho, aunque se haya entrado en la mediana edad, puede que la mayoría de la gente tenga biológicamente 10 años o menos. El cuerpo, en vez de utilizar martillo, clavos y tabiques, utiliza aminoácidos, enzimas, minerales y vitaminas. Si construyes tu cuerpo a base de alimentos de mala calidad, a la primera tormenta tu casa se vendrá abajo, pero si lo construyes con alimentos y herramientas de buena calidad durará más tiempo y se verá mejor. Literalmente, te conviertes en lo que comes.

- ¿Cómo llegaste tú a esa conclusión?

Yo tenía mucho sobrepeso, acné, síndrome del colon irritable, pelo y piel apagados. Cuando cambié mi alimentación, con el tiempo todo fue diferente: bajé los kilos extras que llevaba cargando años, mi piel comenzó a brillar, mi pelo creció fuerte, dejé de sentirme hinchada y sin energía. Me di cuenta que un estilo de vida saludable marca el cómo te ves y te sientes.

- ¿Qué vamos a encontrar en ‘Detox para cambiar tu vida’?

Vais a encontrar las pautas para tener un estilo de vida saludable. Acompañado de 3 semanas de periodo détox, que es como mandar el coche al taller. Animo a reiniciar las funciones digestivas y metabólicas, a dar los nutrientes que necesita el cuerpo para cumplir los procesos de depuración. También hablo de cómo un cuerpo limpio influye en el exterior y mejora la belleza.

- Lo primero que propones cuando se trata de perder peso es poner fin a las dietas. ¿Por qué no funcionan? ¿Cuáles son las más peligrosas?

Las dietas no funcionan ya que se basan en la temporalidad y la prohibición. Te pones a dieta un mes, te matas de hambre teniendo fuerza de voluntad y cuando te hartas y ya no “estás a dieta” te pones a comer de todo con más ganas que nunca y un metabolismo más lento por lo que subes de peso. Así poco a poco vas acumulando kilos. Cualquier cosa que se base en la privación y la prohibición no será sostenible ya que a lo que te resistes, persiste. Yo pregunto: ¿quieres verte bien un mes o para siempre? Si es para siempre tienes que aceptar que todos los cambios que adoptes temporalmente solamente traerán resultados temporales ya que tu cuerpo se adaptará a los hábitos que tengas a largo plazo. La dieta ideal debe de ser una dieta que fomente la longevidad, el bienestar, la salud y el peso a corto y largo plazo. Debemos dejar de contar calorías y enfocarnos en los micronutrientes y alimentos que nos van a permitir vivir nuestro día a día al máximo.

- ¿Por qué hoy comemos tan mal?

Porque lo tenemos muy difícil, vivimos rodeados de mercadotecnia que nos dice que los alimentos cargados de azúcar, grasas y sal nos dan la felicidad. Las compañías invierten miles y millones de euros para que nosotros queramos consumir sus productos. Estamos rodeados de ellos y es muy difícil encontrar opciones sanas en el supermercado, en los restaurantes, hoteles, etc. Otro factor es que como todo el mundo come mal, si alguien se rebela contra la “macdonalización” del mundo al cuidarse a través de los alimentos y el deporte, es tachado de raro y extremista con letras escarlatas. Es perfectamente aceptable castigar a nuestros cuerpos con alimentos basura, pero está mal visto ser sano y cuidarte. Tampoco tenemos tiempo de cuidarnos ya que nuestra prioridad es el trabajo y generar más y más, sin darnos cuenta de que sin salud no hay trabajo. Y por último, nuestro cuerpo está diseñado para que nos gusten los alimentos cargados en azúcar y grasa, ya que hasta hace 100 años estos alimentos significaban supervivencia (azúcar es energía y grasa calorías). Hoy en día nuestra genética nos los sigue pidiendo.

- ¿Qué nos propones?

Propongo el fin de las dietas y cambiar la mentalidad sobre los alimentos. Dejar de ponernos a dieta y mejor adoptar hábitos sanos, no porque alguien te lo exija sino porque entiendes que es lo mejor para ti. Al principio tendrás que aprender cosas nuevas o utilizar una disciplina pero cada vez que tomas una buena decisión fortaleces esa disciplina y, poco a poco, vas cambiando hábitos. Hoy yo desayuno un batido y como sano no porque esté a dieta o tenga fuerza de voluntad. Lo hago porque me gusta, me hace sentir bien y son mis hábitos. La salud se construye y tiene como cimientos el respeto y el amor hacia nosotros mismos.

- ¿Qué recomendaciones nutricionales nos ayudan a proteger nuestra salud?

Hay ciertos alimentos que debemos limitar como los procesados, industrializados cargados de azúcar, sal y grasas. También deberíamos limitar la bollería, refrescos, galletas, chucherías y comida rápida. Alimentos que, además de contener estos anti-nutrientes, contienen químicos como conservantes, colorantes, etcétera. La manera más sencilla de saber qué comer y qué limitar es buscar alimentos que la madre de tu abuela reconocería y leer las etiquetas de los. Esto no quiere decir que nunca los comas, nada de lo que hagas una vez a la semana va a hacer la diferencia, ni lo bueno ni lo malo. Lo que importa son tus hábitos.

- ¿Qué alimentos deben estar presentes sí o sí en nuestra dieta?

Lo que nos proporciona la naturaleza, es decir, lo que nuestro cuerpo está diseñado a comer: legumbres, cereales integrales, verduras, frutas, grasas saludables (como las aceitunas, coco, frutos secos…) y animales que han sido criados libres de hormonas, medicamentos y que son de libre pastoreo. Los alimentos más importantes son las verduras, sobre todo las de hoja verde. Y si quieres incrementar el valor nutricional de tu dieta, no hay que olvidarse de los superalimentos (como la chía, espirulina, camu camu, coco, cacao…).

- ¿Qué otros hábitos 'detox' debemos incluir en nuestro día a día?

Tomar un vaso de agua con limón, vinagre de manzana, zumos verdes, ensaladas, quinoa y algas. Además es importante hacer algo de deporte, tener una vida activa para combatir el estrés y dormir bien.

Además...

- ¿Cuántas calorías diarias necesitas?

- Los falsos mitos de las dietas

- Tu reto para este otoño: dieta sana y ejercicio

- 'Tips' para transformar tu cuerpo ¡sin dietas!

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema