Cómo elegir un buen sujetador deportivo


 
Estefanía Arnaldo

Estefanía Arnaldo

Entrenadora personal

es entrenadora personal e Instructora de fitness. Instructora de actividades colectivas (aeróbic, step y ciclo indoor)

Si tienes el pecho grande y voluminoso seguro que en más de una ocasión, por no decir siempre, te ha molestado a la hora de seguir tu entrenamiento. Pero si lo proteges adecuadamente y sigues unas pautas básicas te olvidarás de este pequeño hándicap y podrás entrenar concentrada al 100% en lo que necesitas.

elegir sujetador deportivo

Nuestro pecho, como ya os he comentado en alguna ocasión, está formado por glándula mamaria, tejido adiposo, piel y debajo músculo. Al tener más cantidad de pecho siempre tiende a caerse y tener flacidez si no se mantiene una buena sujeción al realizar ejercicio, sobre todo si éste tiene impacto: saltos, running, zumba, etcétera.

Los fabricantes de este tipo de prendas son cada vez más conscientes de la importancia que una buena sujeción conlleva y están fabricando nuevos modelos para que se cumpla esta función y para adaptarse a cada una de las necesidades de cada usuaria. Cuando vayas a elegir tu sujetador deportivo y más teniendo, como decimos, el pecho grande, debes seguir algunas pautas para elegir el correcto:
  • La sujeción debe ser hacia arriba
  • Los tirantes deben ser anchos ya que si son finos y tienen que aguantar más peso te acabarán molestando en los hombros. Además así fijarán tu pecho hacia el tórax, en una posición adecuada. Algunas marcas van aumentando el grosor de los tirantes a medida que aumenta la talla.
  • No deben de tener aros porque se pueden clavar y resultar incómodos. Como sustituto llevarán una banda elástica debajo del pecho y si tienen cierre regulable en la espalda mucho mejor, para adaptarlo al 100%
  • Para un tamaño medio de pecho los mejores son los sujetadores de compresión ¡pruébalos!
  • No uses tops sin ningún tipo de forma. Déjalos para aquellas mujeres que tienen un pecho pequeño.
  • Elige la talla adecuada. No lo lleves ni muy apretado (aunque te dé la sensación de sujetar más todo) ni suelto. Debe tener el ajuste ideal. Si tienes dudas pregunta a las dependientas, ellas están acostumbradas a atender vuestras dudas.
Espero que a partir de ahora sepas realizar una buena elección para proteger tu pecho en los entrenamientos. ¡A entrenar!

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema