Homeopatía, una aliada del deporte

por enforma.hola.com /


 

Como la fitoterapia, la homeopatía se viene utilizando desde hace ya dos siglos como tratamiento terapéutico alternativo a la medicina tradicional; sobre todo se reconocen sus propiedades para aliviar episodios de estrés. Pero, ¿sabías que también puede ayudar al deportista a curar y prevenir lesiones? Dolores musculares, tendinitis, hematomas provocados por un golpe, fracturas… La ventaja de este tipo de tratamientos (aunque, por supuesto, no pueden considerarse remedios de emergencia para una situación grave y siempre se debe consultar con un especialista o farmacéutico) es que son cien por cien naturales y, por tanto, no presentan contraindicaciones. Para conocer más acerca de sus usos y aplicaciones, hemos querido contar los consejos del homeópata y director de SportSalud, Alberto Sacristán Rubio.

homeopatia-y-deporte

¿En qué consiste la homeopatía para aquellos que no estén familiarizados con el término?


Es un método terapéutico para la prevención, alivio o curación de diversas enfermedades y afecciones a través de la utilización de medicamentos homeopáticos. La homeopatía es eficaz para prevenir y tratar tanto enfermedades agudas (como gripe, tos, diarrea, etcétera) como crónicas (alergia, dermatitis, asma, afecciones reumáticas, etcétera), en infecciones de repetición (garganta, oídos, ginecológicas, urinarias….), e incluso en cuidados paliativos (como el control de síntomas como estreñimiento y alivio de efectos secundarios como las nauseas de la quimioterapia...). El objetivo de la homeopatía es ir más allá del alivio de los síntomas que van apareciendo, ya que se busca ayudar al paciente a restablecer globalmente su equilibrio natural. Es decir, al utilizar homeopatía, intentamos estimular la propia respuesta reparadora de nuestro organismo. Como cualquier medicamento, los medicamentos homeopáticos son de venta exclusiva en farmacias.

¿Cómo puede la homeopatía ayudar al deportista?

Los homeopatía puede ayudar al deportista tanto antes, como durante y después de la práctica de deporte. Puede facilitar la resistencia al esfuerzo y pueden ayudar en la recuperación de nuestro organismo tras la práctica de ejercicio prolongado o intenso. Por ejemplo, puede ayudar a paliar los calambres, la fatiga muscular o una contracción. Además, la homeopatía se puede emplear en afecciones leves que suelen aparecer a lo largo del año, como gripes, resfriados, tos, alergia, etcétera, y que pueden mermar rendimiento y la actividad del deportista. Una de las principales ventajas para el deportista es que la homeopatía no presenta efectos adversos relevantes asociados a su toma ni tampoco riesgos en los controles dopaje. Por eso, cada vez hay más deportistas, de diferentes disciplinas, profesionales o aficionados, que utilizan la homeopatía para prevenir y tratar diversas afecciones en su práctica diaria.

¿Cuáles son los dolores musculares o lesiones más frecuentes que podemos tratar con homeopatía?


Los medicamentos homeopáticos pueden utilizarse para la recuperación tras una lesión porque actúan sobre el tejido afectado ya sea músculo, tendón, lesión vascular o cutánea. En el mundo del deporte, tenemos experiencia en la utilización de la homeopatía en procesos tan sencillos como el simple dolor muscular tras un entrenamiento intenso como puede ser las series en el running, como en procesos que en ocasiones son de larga evolución como una tendinopatía. En el caso de fracturas podemos ayudar a que el callo de fractura se forme más rápido con lo que la recuperación será mayor. Hay casos de deportistas que ante una lesión, han tomado homeopatía muy precozmente, como fue el caso de Zidane en un partido preparatorio al último mundial que jugó. Sufrió una fuerte contusión y su médico de la selección le suministró una dosis de árnica para evitar que el hematoma y el daño tisular fuera aumentando. Y en el plano psicológico, la homeopatía también ayuda a controlar el estrés y la ansiedad que puede surgir ante la participación en una competición o prueba deportiva. Este aspecto es muy importante, tanto en el deportista de élite como en el popular, pues su rendimiento puede verse afectado por esa ansiedad, o haber dormido mal 1-2 días antes de la prueba.

¿Cuál podría ser el botiquín básico de urgencia para el deportista?

Hay numerosos medicamentos homeopáticos que pueden ser eficaces para las distintas patologías que nos encontramos en la práctica deportiva. Están desde aquellos que ayudar a estabilizar el aparato locomotor y ayudar a recuperar el equilibrio de los músculos, hasta aquellos empleados para enfermedades como la rinitis, el asma, catarros o el estrés que produce la competición. Los más utilizados son:
  • Árnica, para el tratamiento de tejidos blandos, capilares y lesiones que puedan producir hematomas, ya que éstas aparecen constantemente en el día a día del deportista.
  • Oscilloccocinum, para los procesos virales. 
  • También los deportistas suelen recurrir a Sedatif para paliar aquellos síntomas asociados al estrés ocasional ante una competición, como pueden ser la ansiedad y el insomnio. 
  • Otros medicamentos como Ruta graveolens se utiliza en casos de esguinces, tendinopatías, o Rhus Toxicodendron en otros tipos de tendinopatías y lesiones ligamentosas, con dolores articulares. 
  • En el caso de fracturas siempre utilizamos Symphytum
  • En las calcificaciones de hombro pautamos Solanum malacoxylon. Éstas son opciones de utilidad y seguras para los deportistas, y que suelen estar en su botiquín básico.
¿Qué nos aconsejaría si el cansancio aparece después de un ejercicio intenso? ¿Cómo podemos recuperarnos?

Por una parte, la homeopatía puede ayudar a mejorar la recuperación tras un ejercicio intenso. En este caso, Árnica puede ser de gran ayuda: se recomienda tomarla en gránulos antes, durante y tras un esfuerzo prolongado. Además, tras un ejercicio intenso, se puede aplicar en crema con un ligero masaje en la zona afectada. Árnica es también de gran interés para ayudar en la recuperación de lesiones musculares, y ante pequeños golpes o traumatismos. Además podríamos utilizar Cuprum Metallicum ya que actúa como relajante muscular y así tras el ejercicio, si se ha producido mucho ácido láctico, la utilización de Sarcolacticum acidum puede ayudarnos a conseguir la homeostasis muscular.

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema