‘Piruetas’ sobre una barra de acero: la última moda para cuidar la figura

Se llama ‘Pole Dance’ y, gracias al boca a boca y a la influencia del cine, está causando furor en los centros deportivos más chic de Londres

por enforma.hola.com /


 
¿Imagina ponerse a preparar la bolsa del gimnasio y, en lugar de sus zapatillas deportivas, meter unos zapatos de 10 cm de tacón? Pues, aunque parezca una auténtica locura, esto es lo que hacen un buen número que mujeres en Londres, adictas a la última tendencia en el campo del fitness: la ‘Pole Dance’. Una excelente manera de modelar la figura, imitando a las más sexys bailarinas de streaptease, y que ha conseguido atraer en la capital británica a un público cada vez más numeroso y totalmente heterogéneo: estudiantes, abogadas, dentistas, cantantes, economistas... Todas ellas dispuestas a aprender a moverse de forma sensual sobre una barra de acero, tal y como lo hicieran en la gran pantalla Demi Moore (Streaptease), Elizabeth Berkley (Showgirls), o Daryl Hannah (Dancing at the Blue Iguana), entre otras actrices de Hollywood.

Sin embargo, parece que fue el sugerente baile que la modelo Kate Moss realizó sobre la ‘pole’ en un videoclip del grupo musical White Stripes hace un par de años, lo que sirvió como detonante final para la imposición de esta moda.

Desde entonces, los cursos de ‘Pole Dance’ han ido copando las salas de los centros deportivos más chic, los estudios de danza e, incluso, los propios nightclubs, convertidos en salas de gimnasia durante las horas diurnas. En ellos, las alumnas van aprendiendo a ritmo de canciones como You can leave your hat on o Lady Marmalade, las distintas posiciones (desde los giros más sencillos hasta las posturas más complicadas y de nombres tan peculiares como ‘El ángel caído’, ‘La gran V’, ‘El arco y la flecha’, etc).

Y una vez que la técnica está más o menos asimilada... llega lo más difícil: deshinibirse y encontrar un estilo sexy, pero fino y elegante al mismo tiempo. En este sentido, conviene fijarse bien y seguir lo consejos de los profesores (en ocasiones ex monitores de Pilates o Modernjazz reconvertidos, y en ocasiones, stripers profesionales, decididas a cambiar los clubes por la docencia.

¿Cuánto tiempo tardará Londres en exportar esta nueva tendencia? A tenor del éxito que está cosechando en tierras inglesas, seguro que, en menos de lo esperado, más de una se ve haciendo piruetas sobre una barra de acero, minishort de lycra y taconazos incluidos. Al tiempo.

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema