Carla Royo-Villanova: “Soy adicta al Pilates”

Acaba de presentar el libro 'Pilates en casa' y habla para hola.com de este conocido método

por enforma.hola.com /


 
Lleva años practicando este método. Carla Royo-Villanova lo conoce bien y no dudó en embarcarse en el proyecto de colaborar en la elaboración de un libro que ayuda a practicar Pilates de forma sencilla y práctica. El resultado es Pilates en casa (Ed Temas de Hoy), un manual que ha realizado junto a Susana Guerrero Parra. Con motivo del lanzamiento del libro, hemos hablado con ella para que nos resuma el porqué de este proyecto y por qué el método cambió su calidad de vida.

¿Desde cuándo practica Pilates?
Desde hace ocho años, cuando quejándome a una amiga por mis dolores de espalda, ésta me recomendó que probara con un nuevo método que acabada de llegar a España. Era el método Pilates.

¿Qué le llevó a escribir este libro?
Como adicta al Pilates quería un libro para practicar en casa o cuando no pudiera asistir a mis clases rutinarias, por estar, por ejemplo, de vacaciones. Pensé que sería buena idea hacer un libro en el que el valor añadido fuera la relación alumno-profesor. Un libro que fuera cercano ya que todos los ejercicios están realizados por una alumna. Cualquiera puede llegar a realizarlos.

¿Cuánto tiempo ha dedicado a su elaboración?
Las sesiones de fotos duraron diez días a una media de cuatro horas por día. Luego Susana tardó un par de meses en escribir los textos y explicar cada ejercicio.

¿Se puede practicar Pilates sólo con la ayuda del libro o necesitamos además el apoyo de un experto?
Siempre que haya el apoyo de un experto, en cualquier momento de la vida, va a ser mejor, pero con este libro se puede empezar desde cero con toda tranquilidad. Los ejercicios de la tabla del nivel básico son muy sencillos y las explicaciones están muy claras. Cualquiera puede empezar a practicarlo. Lo bueno del libro es que además permite avanzar con dos tablas más, la intermedia y la avanzada.

¿Ha cambiado su vida desde que practica este método?
Lo que ha cambiado es mi calidad de vida. Sin duda. Antes llegaba a casa por la noche machacada, cada dos por tres tenía que recurrir a medicamentos y a masajes que aliviaran las contracturas musculares de la espalda.

¿A quién le recomendaría su práctica?
El método Pilates no tiene edad ni sexo. Cualquiera puede practicarlo. El único requisito es la constancia.

Tres razones para convencer a alguien de que pruebe esta técnica.
Uno, fortalece, tonifica y perfila la musculatura de todo el cuerpo. Dos, aporta elasticidad y quienes practican este método reconocen que en su vida cotidiana se cansan menos. Por ejemplo a la hora de subir y bajar escaleras… Y tres, relaja también la mente, pues en cada ejercicio hay que controlar la posición correcta y la respiración. Esto hace que al practicarlo uno se evada de todos los problemas. Después una hora de Pilates ¡uno se encuentra como nuevo!

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema