Empezar el año... ¡con nuevos hábitos!

Pequeños cambios en la vida cotidiana que pueden ayudarte a ponerse en forma

por enforma.hola.com /


 
¿Has decidido empezar el año con ánimos renovados? Enero es un buen momento para poner tu cuerpo en forma, con nuevos y saludables hábitos que seguro que agradecerán tu cuerpo y tu autoestima. Y, además, sin mucho esfuerzo, pues no hay que hacerlo de sopetón. Lo mejor es que vayas introduciendo pequeños cambios en su vida cotidiana. Éstos son sólo algunos ejemplos:

En casa:
Existen infinidad de modos de ejercitar tu cuerpo y mantenerte en forma en el propio hogar. Por ejemplo:
  • Intenta decirle adiós al ascensor. Subir las escaleras puede ser uno de tus mejores aliados.
  • Trata de dar un paseo a diario de diez a treinta minutos.
  • Seguro que cada día te sientas un ratito frente al televisor. Si es así, puedes aprovechar para hacer ejercicios con tus pies, describiendo círculos. O bien poniendo los pies en alto y las piernas estiradas y flexionando el tobillo hacia delante y hacia atrás.
  • Aunque es una labor que seguro que no te hace mucha gracia, aprovecha para realizar estiramientos en los músculos de la espalda cuando haces la cama, siempre sin forzar demasiado. Tus extremidades superiores te lo agradecerán.
  • Sabemos que es difícil, pero ¿por qué no pruebas a levantarte en vez de usar el mando a distancia para cambiar la televisión?

    En el trabajo:
    A pesar de que muchos trabajos hoy en día son sedentarios siempre puedes introducir pequeños cambios para aumentar tu actividad:
  • Intenta acudir a tu puesto de trabajo a pie preferiblemente. Sabemos que a veces no es factible; en ese caso, prueba a aparcar algo más lejos o a bajarte una parada antes si va en transporte público.
  • Si tienes que tratar un asunto con un compañero de tu oficina, ¿por qué no pruebas a prescindir del teléfono o del correo electrónico? Es mejor levartarse y acercarse a decírselo, siempre que sea posible.
  • Procura volver al trabajo después de comer dando un paseo.
  • Aproximadamente cada hora levántate y date una vuelta corta por la oficina. Cuando vuelvas a tu puesto, realiza algunos estiramientos.
  • También en la oficina puedes hacer sencillos ejercicios frente al ordenador. Si te colocas un taco bajo los pies, puedes aprovechar y subir y bajar los pies en tandas alternas (10 veces con cada pie). No te requerirá demasiado esfuerzo y lograrás fortalecer los músculos del abdomen, la cintura y los muslos.
  • Si quieres activar la circulación de las piernas y aliviar un poco la sensación de piernas cansadas, puedes aprovechar cuando estés de pie y parada, por ejemplo cuando esperes para entrar al baño o en un semáforo, para mover las articulaciones de los pies, con el juego punta-talón.

    En tu tiempo libre:
    Los momentos de ocio son tus mejores aliados para ponerte en forma. Toma nota de algunos consejos:
  • Cuando planees el fin de semana, y si el tiempo lo permite, organiza alguna excursión o paseo largo al aire libre.
  • Ponte de acuerdo con tus amigos para realizar algún torneo de tu deporte favorito.
  • El baile es también un gran ejercicio físico para tu organismo. Eso sí, no es nada sano acompañarlo de tabaco o alcohol.
  • Aprovecha las mañanas de sol para salir a pasear y conocer rincones nuevos de tu ciudad.
  • Si vas de compras, procura desplazarte andando o aparcar lejos para caminar más.
  • Y tú, ¿qué opinas?

    Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema