¿Juegas al Fitness Wall?

Todavía no ha aterrizado en España y los gimnasios ya se preparan para recibir a este deporte que nos asegura altas dosis de diversión. ¡Sigue leyendo!


 
Juan Rallo

Juan Rallo

Entrenador personal

es entrenador personal, escritor del libro “Estupenda en 9 semanas y media” y creador del sistema de entrenamiento online www.juanrallo.com

fitness wall

Imagina una pared de algo más de dos metros de alto por uno y pico de ancho, en la que hay unos puntos de contacto, dispuestos como si fuera una ficha de dominó gigante.Tiene cinco puntos de contacto en la parte superior y dos en la inferior.
Cada uno de los puntos sensores tiene una pequeña pantalla, en la que pueden aparecer colores, números, letras, según el juego que se practique. Ahora, imagina dos de estas grandes fichas de dominó, una al lado de la otra, con un reloj entre ellas para cronometrar los juegos. En esencia esa es la apariencia del Fitness Wall.

Lo bueno de Fitness Wall es la variedad de juegos que tiene, ¡unos 600!. Según el tipo de juego, tienes que ir tocando diferentes puntos del panel a la velocidad que te marca. En algunos de ellos tienes que tocar directamente, en otros lanzar una pelota o un balón medicinal. Los muros son lo suficientemente duros como para aguantar golpes fuertes.
Para que empieces a imaginarte una sesión, te explico algunos ejemplos de ejercicios.

Ejercicio 1

Tumbada en el suelo, de cara al muro, se coge un balón medicinar y lanzarlo a los puntos que se van iluminando aleatoriamente. Cuando aciertes en el punto, se apaga y se ilumina otro.
Dependiendo de los puntos se complica más, porque es fácil lanzar un balón a la parte baja, pero cuesta bastante más lanzarlo a dos metros de altura.
Es un ejercicio muy divertido si compites contra otra persona, pues es donde realmente te motivas para dar tu mejor rendimiento. Se genera una combinación entre risa y cansancio muy divertido y saludable. Este ejercicio en concreto tonificaría la zona abdominal y gran parte de la musculatura del tren superior.

Ejercicio 2

En cada uno de los sensores aparece una letra, desordenadas, y por orden alfabético, debes ir apretándolas para avanzar. Con la salvedad de que entre letra y letra debes hacer una sentadilla. Pero lo mismo que se hace una sentadilla, se podría hacer una pequeña carrera de 5 metros, o una carrera a pata coja, caben infinitas posibilidades.
Con este ejercicio trabajarías más el tren inferior, aunque también desarrollarías la atención, pues antes de realizar cualquier movimiento tienes que pensar en la cuál será la siguiente letra y localizarla.

Ejercicio 3

A pata coja sobre una base inestable como un bosu debes lanzar pelotas al punto que contenga la respuesta adecuada de una suma. Es muy divertido. Con este tercer ejercicio trabajarías el equilibrio y la rapidez de cálculo mental.

Como decimos las posibilidades son muy amplias, por eso un buen entrenador sabrá sacarle partido al fitness wall de manera que te sirva para trabajar cualquier cualidad física. Pero también es necesario que el entrenador te planifique una clase divertida, de esta manera encontrarás el equilibrio entre esfuerzo y diversión que hará que quieras repetir.

Se encuentra a medio camino entre el fitness y el deporte, porque, al igual que en este, además de esforzarte y divertirte, existe la componente de competición, que es donde radica su gracia. Como hay dos walls juntos, puedes competir contra una compañera en tiempo real, que es lo más divertido, aunque también puedes competir contra ti misma, tratando de mejorar tus marcas o contra la máquina. La competición también puede ser por equipos, bien en relevos, o bien todos a la vez; pero este tipo de ejercicios está más pensado para niños que para mayores.

La duración de la clase depende totalmente del tipo de entrenamiento que se quiera hacer, personal, en grupo, más intenso, menos .. etc. Al final dependerá del juego que elijas. Además de para hacer clases normales, el Fitness Wall también vale para practicas la puntería; se me ocurre usarlo como frontón de pádel para apuntar a los sensores o para golpes cortos de golf.

Otra de las ventajas de esta herramienta es el amplio abanico de posibles usuarios, gracias a su integración entre trabajo físico y mental hay juegos muy divertidos para niños y también para mayores.

Por su versatilidad, no tengo duda de que cada vez lo veremos más tanto en gimnasios como en polideportivos, porque vale para la preparación física, para la mejora técnica de algunos movimientos, puntería, equilibrio... Casi no ha llegado a España, pero llegará, en un par de años poblará muchos gimnasios. Estate atenta porque si eres de las que no les gusta el gimnasio convencional, las clases con coreografía, etcéra ¡este puede ser tu sistema!

Mi veredicto

Excelente siempre y cuando se utilice como una herramienta más de fitness, como lo puede ser un bosu, una cuerda, o un fitball.
Si dejamos que el fitness Wall sea el protagonista único de la clase, esta acabará siendo aburrida, al igual que lo sería una clase solo de fitball o cuerda.
Agradecimientos al gimnasio Shape Up de Madrid, donde muy amablemente me han dejado probar los fitness Wall.

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema