'Paddle surf', tu deporte para este verano


 
Juan Rallo

Juan Rallo

Entrenador personal

es entrenador personal, escritor del libro “Estupenda en 9 semanas y media” y creador del sistema de entrenamiento online www.juanrallo.com

Si pones paddle surf en Google, lo primero que verás serán fotos de celebrities con cuerpazos realizando este ejercicio (no te pierdas nuestra galería). Te hablo de Bar Refaeli, Alessandra Ambrosio, Cameron Diaz, Jennifer Aniston o Rihanna, que, en los últimos veranos nos ofrecieron sus primeros posados realizando esta actividad en unas playas paradisiacas. Este verano amenaza con ser una de las disciplinas más practicadas en las playas españolas. Una de las grandes aficionadas es la presentadora Raquel Sánchez Silva, a la que puedes ver deslizándose con su tabla sobre el mar en la selección de imágenes que acompaña esta noticia.

VER GALERÍA

El paddle surf consiste en subirse de pie en una tabla similar a las de surf o windsurf, pero mucho más grande, llamada long board, y remar con una pala. Podría compararse con hacer piragua, pero de pie. Sí, así de simple. Pero el paddle surf no es una modalidad reciente. A diferencia de otras disciplinas del surf, tiene orígenes difusos pero parece claro que su origen es más cercano al de un medio de locomoción acuático que a la mera diversión.
Es un deporte muy fácil, no requiere de grandes capacidades ni físicas ni técnicas. Tanto que el primer día ya estás remando con cierta gracia, lo que hace que no necesites mucha inversión en monitores ni en tiempo.

'Cuerpazo'

Desde el primer día notas perfectamente cuáles son las zonas de tu cuerpo que más trabajan. Aunque acaban siendo casi todas, hay algunas que al rato de estar remando se notan más cargadas. Es un deporte muy sano, apoyado en un movimiento muy natural que ayuda a trabajar el tren superior. De manera suave pero intensa, nos deja una musculatura muy bien tonificada. Actúa, sobre todo, en la zona de la espalda, los hombros y la parte posterior de los brazos.

La zona del tronco también trabaja de manera prolongada y estable, ya que es la parte del cuerpo a través de la cual se trasfiere la fuerza del remo a las piernas -que son las que empujan la tabla-. Esta acción hace que ejerzas tensión permanete en toda la zona del core; es decir, en toda la zona abdominal, lumbar y musculatura paravertebral.

Por último, para las piernas es un excelente ejercicio, tanto para trabajar la coordinación, el equilibrio y la fuerza para mantener la postura sobre la tabla a la vez que se avanza. Es un ejercicio que deja la zona de los muslos bien trabajada, tanto en su parte frontal como posterior, sin aumentar el tamaño muscular más de lo estético.

Como ejercicio para adelgazar no está mal, pues es un trabajo muy aeróbico en el que las pulsaciones no suben demasiado y puedes hacer travesías largas en las que quemarás mucha grasa (unas 450 kcal. por hora y casi todas  provenientes del tejido graso).

Un deporte fácil

Es un deporte sin impactos y sin grandes esfuerzos, lo que permite a cualquiera practicarlo sin mayores precauciones que la de protegerse del sol.

Para las que ya navegáis o surfeáis, el primer día es un poco frustrante porque, si estás acostumbrada a relacionar las tablas con la velocidad, este deporte te parecerá tediosamente lento. Sin embargo, al poco te das cuenta de que el ritmo de este deporte es diferente, mucho más pausado. También tiene sus cosas buenas, como aprovechar para contemplar las vistas de la playa, disfrutar de la brisa marina, o contemplar el fondo del mar en las playas que el agua es más transparente. Otra de las ventajas es que no necesitas ni olas ni viento como ocurre con el surf, el windsurf o el kitesurf.

Si eres nueva en el mar, nada más subir a la tabla notarás que la gracia de este deporte está en el equilibrio, pero, en pocos minutos, verás que es bastante fácil mantenerlo siempre que el mar esté tranquilo. Si te encuentras un día con el mar un poco más revuelto o sencillamente no te atreves a probar directamente en la postura erguida, puedes hacerlo de rodillas, de manera que es un poco más fácil mantener el equilibrio. También se puede practicar sentada, a modo de canoa, postura que siempre va bien para descansar las piernas después de una buena travesía. El único problema de estas posiciones alternativas es que el remo es largo y molesta.

Si, por el contrario, necesitas complicar el deporte para hacerlo más divertido puedes hacer surf con las olas, pero el hecho de que la tabla sea tan grande exige olas pequeñas -de lo contrario es imposible mover la tabla con velocidad suficiente como para mantener el equilibrio-.

Mi consejo

Si vas a practicar este deporte, te recomiendo que te lleves algún dispositivo de música. Es un buen complemento a la tranquilidad que nos ofrece este deporte.

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema