Cuándo acudir a un entrenador personal

por enforma.hola.com /


 

Seguir una rutina de entrenamientos para adelgazar o estar en forma puede resultar difícil a veces, si no tenemos el apoyo y el asesoramiento de un especialista. No es un capricho. Pedir los consejos de un entrenador personal cuando estás empezando a ir a un gimnasio, o quieres mejorar tus resultados físicos, puede resultar más útil de lo que pensabas.

entrenador-personal-

El papel de un entrenador personal es hacernos una valoración física antes de empezar el entrenamiento y guiarnos para realizar los ejercicios correctamente, desde los más simples, como los abdominales, hasta algunos más complejos y que requieren mayor preparación, como las sesiones de Hiit (Lee: Entrena Hiit: rutina con ejercicios básicos) o Boot Camp (Lee: Boot camp (o cómo ponerte en forma al estilo militar) – en muchas ocasiones, el éxito de estos entrenamientos, va acompañado de la imprudencia al no contar con la supervisión adecuada de un profesional-. “Un entrenador reduce al máximo el riesgo de lesiones y también te garantiza que los ejercicios que estás haciendo son los más adecuados para conseguir los objetivos. Todo el mundo debería tener un entrenador, y no hablo de un entrenador que esté presencialmente en cada entrenamiento; pues esto sería bastante caro y lo dejamos para las celebrities. Pero sí es importante contar con un entrenador que controle y reprograme los entrenamientos una vez al mes más o menos”, explica Juan Rallo, colaborador de ¡Hola! En Forma y entrenador personal.

Además, el entrenador nos puede aconsejar sobre la alimentación y los complementos que necesitamos tomar para mejorar nuestro rendimiento y conseguir los resultados buscados. “Un entrenador profesional no va a sustituir la figura del nutricionista, a no ser que lo sea; pero sí puede dar unas pautas de alimentación a sus clientes para que el entrenamiento sea del todo productivo”.

Un plus de motivación

Puede que la parte más importante de un entrenador sea apoyar y 'dar un empujón' en aquellos momentos en los que queremos rendirnos o pensamos que no podemos más. Es la voz que siempre nos anima seguir un poco más y la que no nos deja renunciar en los momentos en los que estamos tentados a abandonar el entrenamiento. “Los entrenadores sabemos que somos obligadores y motivadores. Lo que nuestros clientes nos están pidiendo es que les ayudemos a comprometerse con su salud y a luchar contra las muchas tentaciones que encontramos en el día a día. En definitiva, que les obliguemos a acudir a su cita deportiva”, continúa Juan Rallo.

Asimismo, encontrar un buen entrenador personal es igual de importante que la motivación y la dedicación que le damos al ejercicio físico.

Si quieres, todavía estás a tiempo de apuntarte a nuestro reto de enero: Perder 3 kilos en 3 semanas con el plan de entrenamiento asesorado por el entrenador Juan Rallo. ¡Seguro que lo consigues!

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema