¡Quema calorías en la piscina!


 
Alejandro Guardiola

Alejandro Guardiola

Fitness Manager de Virgin Active, cadena líder especializada en fitness y wellness desde 1999.
www.virginactive.es

Loading the player...

En verano es muy frecuente dejar nuestro entrenamiento de lado debido a las altas temperaturas; pero también se abre un gran abanico de posibilidades con las que poder seguir practicando deporte. ¡No te pierdas este entrenamiento con el que, además, nos podremos refrescar en la piscina!

El agua como resistencia

Si estás o vas a irte de vacaciones, puede hacerse pesado cargar con todos tus complementos 'fitness' (el fitball, las mancuernas, la esterilla...) que utilizas durante el año para practicar deporte. Con este entrenamiento únicamente necesitaremos un bañador y dejaremos que el agua haga el resto.

En función de la velocidad con la que ejecutemos los ejercicios, verás que el agua ejerce más o menos resistencia sobre nosotros, por lo que tú eliges la intensidad. Es muy importante que todos los ejercicios se realicen bajo el agua, para que siempre exista algo de resistencia; ya que si sacamos los brazos fuera del agua es como si no estuviésemos haciendo nada.

¡Prepárate antes de comenzar!

Si ya te has decidido a dar el paso y probar este tipo de entrenamiento, debes tener en cuenta unos pequeños detalles para que tu experiencia sea optima:

  • ¡Hidrátate! Aunque estés en el agua y tu sensación sea de que no sudas, tu cuerpo está a pleno rendimiento; por lo que es imprescindible que no dejes de hidratarte. Lee: La importancia de una buena hidratación en el ejercicio
  • Cuidado con el sol. De igual forma, puede que tu sensación térmica en el agua no sea demasiado elevada; pero tienes que tener en cuenta que el ejercicio que vas a realizar no es ligero y estar expuesto al sol durante mucho tiempo puede tener consecuencias. Además, no olvides ponerte protector solar para no quemarte. Lee: Cuidados solares para deportistas
  • Cuidado con resbalarte. Si notas que cuando apoyas los pies en el fondo de la piscina te resbalas existe la opción de ponerte unos calcetines de goma que mejorarán tu experiencia. Su coste es bajo y realmente lo notarás.

¡Plan de entrenamiento!

Con esta rutina trabajarás todos los músculos de tu cuerpo. Realiza series de 20 segundos de trabajo a máxima intensidad con 10 segundos de descanso entre ejercicio. Cuando termines la primera ronda, podrás descansar 30 segundos. Esto lo repetiremos un máximo de 6 veces. ¿Preparada? ¡Dale al play!

Además...

Los mejores ejercicios de abdominales para hacer en la piscina

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema