Trucos sencillos y prácticos para comer mejor

9 imprescindibles para aquellos a los que les cuesta seguir unas pautas de alimentación correctas


 
Estefanía Arnaldo

Estefanía Arnaldo

Entrenadora personal

es entrenadora personal e Instructora de fitness. Instructora de actividades colectivas (aeróbic, step y ciclo indoor)

trucos para comer bien

¿Realizas ejercicio regularmente pero por tu ritmo de vida no puedes comer en casa y picas entre horas? Voy a darte unos consejos para que desde hoy mismo compagines una buena alimentación con ejercicio diario:
  1. Realiza un mínimo de cinco comidas al día, aunque comas menos cantidad en cada una de ellas. Lo que cuenta realmente es la suma total de calorías diarias, por lo que si divides tus comidas en más tomas evitarás picotear e ingerir más de lo que necesitas.
  2. Come en platos más pequeños. La sensación de cantidad de comida es menor si el plato es demasiado grande. Visualmente estarás comiendo más si la misma cantidad de comida la pones en un plato menor.
  3. Sirve siempre la comida en el plato. Evita comer directamente de la fuente o del mismo paquete o envoltorio. Serás consciente de la cantidad que comes.
  4. No comas con prisa. La digestión empieza en la boca y es necesario masticar correctamente para que los alimentos se procesen adecuadamente. Además la sensación de saciedad no llega inmediatamente al cerebro, por lo que, si comes más deprisa, seguirás comiendo aunque no lo necesites.
  5. Es importante que no confundas el aburrimiento o la sed con hambre, es fácil hacerlo. Bebe abundante agua y evita las bebidas azucaradas y con gas.
  6. Compra productos saludables. Comerás lo que tengas en la nevera o despensa; lo que no tengas te dará pereza ir a comprarlo.
  7. Si te apetece algún capricho, cómetelo. Es necesario desconectar de vez en cuando para poder avanzar. Haz un paréntesis, pero que no se convierta en una rutina demasiado habitual.
  8. Planifica. Aquí es dónde te cuento mi truco personal. Lo primero que hago es redactar un menú semanal para la semana próxima. Con este menú realizo la compra y evito comprar cosas que no voy a consumir y tendría que acabar tirando. Entre el sábado y el domingo (según horarios) realizo las comidas que requieren mayor preparación: dejar preparados guisos, cocer pasta o arroz para varios días, etcétera. Y lo distribuyo en tuppers organizados por días. Si necesito descongelar alguna pieza de carne o pescado para el día siguiente lo hago, ya que con el menú sé lo que voy a comer cada día.También me dejo preparado en tuppers los almuerzos y las meriendas, incluso dejo la fruta cortada para poder comerla fuera de casa. Esto me ayuda a no picar entre horas ni comer aperitivos salados o bollería industrial.
  9. Por último, es beneficioso que elabores tus platos, ya que el cocinar o preparar tus comidas reduce la sensación de hambre. Ve probando todos los trucos poco a poco y verás que los vas incluyendo en tu rutina diaria sin esfuerzo.

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema