¿Cómo una dieta saludable nos ayuda a reducir el riesgo de sufrir cáncer de mama?

por enforma.hola.com /


 

Si bien es cierto que no existe dieta o alimento 'milagroso' que cure el cáncer, los expertos coinciden en que la alimentación puede ser un factor desencadenante de la enfermedad o, al contrario, puede actuar como un poderoso instrumento de prevención -combinado con la práctica regular de ejercicio físico-.  Pero, ¿por qué la dieta influye sobre la probabilidad de desarrollar un cáncer? ¿Qué buenos hábitos de alimentación nos protegen y cuáles son los alimentos más beneficiosos para nuestro organismo? La experta en nutrición y colaboradora de ¡Hola! En Forma, Marta Lorenzo, responde nuestras dudas. 

© Adobe Stock

- Lee: El ejercicio físico, clave para superar el cáncer de mama

Se estima que más o menos el 30% de todos los cánceres pueden estar relacionados con el tipo de alimentación que llevamos, y esa cifra aumenta hasta el 90% en el caso de los cánceres del aparato gastrointestinal (esófago, estómago y colón). Por supuesto, la alimentación no es un factor único, pero sí que se ha encontrado relación entre el hecho de llevar una dieta pobre en frutas y verduras y la aparición de ciertos tipos de cáncer. ¿Por qué? Contienen fibra, que desempeña un papel protector en el desarrollo de multitud de enfermedades, ya que acelera el tránsito intestinal.

- Lee: ¿Por qué es necesario comer fibra?

En el caso del cáncer de mama, existen muchos factores de riesgo que están relacionados con nuestro estilo de vida y podemos evitar, como, por ejemplo, la obesidad, la mala alimentación, la falta de ejercicio, el consumo de bebidas alcohólicas, los anticonceptivos, etcétera. Si bien es cierto que existen factores incontrolables como el envejecimiento, mutación en genes hereditarios o antecedentes familiares, que se esacapan de nuestro control. En cualquier caso, cambiar ciertos hábitos alimentarios y reducir la obesidad hará que estemos previniendo el cáncer de mama, entre otras enfermedades. Las recomendaciones de la experta son: 

  • Fomentar la dieta mediterránea, tan saludable, y que estamos perdiendo poco a poco. Se trata de una alimentación variada, equilibrada y sana, rica en frutas y verduras, aceite de oliva y pescado azul, principalmente. Hay que evitar o eliminar las grasas saturadas y el exceso de alcohol.
  • Incluir alimentos que, según ciertos estudios, se les relaciona con la prevención del cáncer de mama. Estos son:
  • Crucíferas: brócoli, coliflor y coles de bruselas. Se sabe que ciertos compuestos que se encuentran en estas verduras son capaces de desactivar o eliminar los estrógenos que producen este cáncer. 
  • Alimentos ricos en vitamina C. No solo previene el cáncer de mama, la vitamina C es un excelente antioxidante capaz de reducir los radicales libres, por lo que se le considera un increíble protector. Algunos estudios demuestran que el aporte de 380 mg de vitamina C al día pueden disminuir la probabilidad de padecer cáncer de mama en un 24%.
  • Omega 3. Reduce el desarrollo del cáncer de mama y aumenta la eficacia de los medicamentos de quimioterapia. Este efecto protector puede tener relación con la reducción de la inflamación que puede alterar el sistema inmunitario y favorecer el desarrollo del cáncer. Podemos encontrarlo en el pescado azul y frutos secos como las nueces.
  • Soja. Para la prevención del cáncer de mama, el consumo de soja a edades tempranas puede resultar muy importante por su efecto anticanceroso. Sin embargo, en mujeres que ya tienen o han padecido cáncer de mama su situación es diferente, ya que se cree que el consumo de soja por su contenido en isoflavonas puede favorecer el desarrollo de tumores mamarios.

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema