Son zumos, no milagros


 
Estefanía Arnaldo

Estefanía Arnaldo

Entrenadora personal

es entrenadora personal e Instructora de fitness. Instructora de actividades colectivas (aeróbic, step y ciclo indoor)

Seguro que últimamente has visto a celebrities nacionales e internacionales con un vaso de zumo de color verde a todas horas. Estos zumos o smoothies depurativos y desintoxicantes se han puesto de moda en los últimos meses, sobre todo a través de redes sociales y famosos.

anne hataway bebe un zumo verde de moda

Los jugos verdes son una buena forma de añadir frutas y verduras a nuestra dieta, ya que en un solo vaso incluyes la cantidad diaria recomendada, pero la moda de estos licuados va más allá y prometen desintoxicar nuestro cuerpo, depurarlo y quemar grasas.

¿Son tan milagrosos?

Pues permitidme que os diga que no tanto como nos quieren vender. Es cierto que gracias a incluir en nuestra dieta estos zumos naturales vamos a conseguir ciertos beneficios, como ingerir antioxidantes que nos hacen estar más jóvenes y saludables, ingerir una buena cantidad de vitaminas y minerales, e, incluso, si los hacemos con pulpa, la cantidad de fibra necesaria para regular nuestro tránsito intestinal.

Pero una cosa es complementar nuestra dieta para hacer de ella una más completa y, otra cosa, es sustituir nuestras comidas por este tipo de jugos durante un período prolongado, puesto que con ello solo vamos a conseguir un déficit al no ingerir la cantidad de proteínas y grasas necesarias para nuestro organismo.

¿Cómo tomarlos entonces?

Muy fácil, aprovecha para completar tu desayuno, media mañana o merienda y, si decides sustituir alguna comida para hacer una dieta depurativa, consulta con un especialista, que te recomendará no hacerlo durante más de un día.

Además debes complementar su ingesta con una dieta adecuada y ejercicio. Como ves, los milagros no existen y si realizas una dieta exclusiva a base de estos jugos la vuelta a la normalidad sólo te hará recuperar los kilos perdidos y alguno más.

¿Cómo preparar tu propio smoothie?

La proporción ideal es de un 60% de fruta y un 40% de verdura. Además puedes añadir miel, edulcorante, frutos secos o semillas. Ten en cuenta que las frutas y estos añadidos te van a dar un aporte calórico extra.

Tres de mis recetas preferidas son:
  1. Acelgas, manzana y plátano.
  2. Espinacas, manzana y kiwi.
  3. Plátano, kiwi, fresa, naranja y apio.
Mi recomendación final es que lo pruebes, pero sin abusar. Ya sabes que nada es mágico: siempre comer sano y moverse.

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema