Así es la famosa ‘dieta de los puntos’ que triunfa en Hollywood

Analizamos la popular dieta para conocer en profundidad en qué consiste y cuáles son sus principales preceptos

por enforma.hola.com /


 
La dieta Weight Watchers (WW) o dieta de los puntos, como se la conoce popularmente, es uno de los planes de adelgazamiento más famosos y demandados de todos los tiempos; sobre todo en Estados Unidos, donde nació hace ya cinco décadas. Millones de personas y de celebridades de Hollywood aseguran haber alcanzado su peso ideal con este método; incluyendo personajes de la realeza como Sarah Ferguson, la Duquesa de York. Ella, como muchas otras –Jessica Simpson, Kate Winslet, Mariah Carey, etcétera-, han continuado, tras sus espectaculares transformaciones, prestando su imagen como embajadoras de la compañía. ¿Estrategia de marketing o ejemplos de éxito? Analizamos la popular dieta para conocer en profundidad en qué consiste y cuáles son sus principales preceptos.

dieta de los puntos

Tal y como nos explica Sandra Marín, directora del programa de entulínea de Weight Watchers en España –la empresa lleva prestando sus servicios alrededor de 10 años en nuestro país-, “el método está basado en la motivación grupal, el apoyo y el seguimiento del peso, a la vez que se promueve una alimentación variada y equilibrada, sin alimentos prohibidos, y promoviendo la práctica de actividad física”. Para ello, en España cuenta con el asesoramiento científico del Dr. Mario Foz, catedrático de medicina y ex presidente de la SEEDO (Sociedad Española de Estudio de la Obesidad).

Pero, ¿en qué consiste la dieta de los puntos?

La denominación ‘dieta de los puntos’ se ha popularizado porque Weight Watchers asigna una puntuación, llamada ProPoints, a todos los alimentos y bebidas. “Esta puntuación se obtiene a través de una fórmula que tiene en cuenta su contenido en proteínas, hidratos de carbono, grasas y fibra. Además, el valor ProPoints que le corresponde a un alimento tiene en cuenta la cantidad de energía necesaria para asimilar cada uno de estos cuatro nutrientes que contiene. Así, al cuerpo le llevará más trabajo obtener la energía de las proteínas y de la fibra que la energía de las grasas e hidratos de carbono”, explica Sandra Marín.

De la misma manera, cada persona dispone de una cantidad determinada de ProPoints diarios para gastar en comida y bebida (no acumulables). La cifra se calcula a partir del peso, la edad, la estatura y el sexo de cada persona. Además, cada persona cuenta con un extra semanal de 49 ProPoints que ofrece más flexibilidad a la hora de elegir el plan. Incluso, se facilitan tablas con las que calcular la puntuación de todos los alimentos para cocinar nuestras recetas favoritas siguiendo este sistema.

Sin embargo, como nos expone la dietista-nutricionista Isabel Pérez Hernández (experta en educación y comunicación nutricional), aunque el planteamiento del método es, a priori, adecuado y sencillo –ya que incluye todos los alimentos y bebidas sin excepciones-, habría que tener en cuenta otros factores. “Considero que este capital diario de puntos puede ser atractivo, pero también arriesgado. Que el paciente seleccione alimentos bajo su criterio, sus preferencias o buena voluntad, puede dejar de lado ciertos alimentos y, por tanto, nutrientes esenciales. Por ello, sería importante establecer un umbral, o mínimo de puntos, que asegure que las necesidades nutricionales diarias queden cubiertas y contar siempre con el soporte del nutricionista que lleve a cabo el plan”.

En este sentido, según la directora del programa Weight Watchers España, Sandra Marín, tenemos dos maneras de seguir el plan. Una, de manera presencial con reuniones con una monitora que hace seguimiento de la pérdida de peso y que irá introduciendo pautas saludables. La segunda, de manera online desde la propia web o su aplicación para smartphones, donde se puede seguir el programa de manera íntegra.

Una fórmula por la que optan cada vez más empresas, que no escatiman en promocionar sus regímenes para bajar de peso a golpe de clic; a veces, con los riesgos que esto conlleva. “Debemos seleccionar bien la información y esto no es nada fácil. Es muy importante contrastar la fiabilidad del proveedor, como en cualquier otro servicio, pero más aún en cuestiones como esta. No sólo ponemos en juego nuestro dinero, también nuestra salud. En caso de duda, mi consejo es que se consulte a un profesional independiente para contar con una opinión cualificada”, opina la dietista y nutricionista Isabel Pérez Hernández.

¿Para quién está indicada esta dieta?

Entulínea Weight Watchers nos asegura que se adecúa a todo tipo de perfiles (excepto para mujeres embarazadas); ya que no incluye fármacos ni sustitutivos. “No obstante, siempre es recomendable comentarlo con un médico”, aclara la directora del programa.

Contra el hambre hedonista

El Comité Científico que supervisa el plan Weight Watchers ha incorporado un aspecto que considera clave a la hora de enfrentarse a un plan de adelgazamiento: el 'hambre hedonista'. Según esta teoría, ciertos alimentos, generalmente ricos en kilocalorías, grasas y azúcares, despiertan el hambre por mero placer. El deseo de esos alimentos viene generado por mecanismos de recompensa del cerebro que se activan a través de las hormonas y neurotransmisores como la dopamina. Esto genera una sensación de bienestar y un aumento en la ingesta de estos productos. “Desde WW ayudamos a gestionar ese entorno que cada vez nos hace comer más y movernos menos. Una forma de atacar el impulso hedonista es mediante la adquisición de buenos hábitos como llevar un tentempié saludable, comer sin distracciones o no hacer la compra con el estómago vacío”, cuenta Sandra Marín.

Por último, la experta en educación y comunicación nutricional Isabel Pérez Hernández nos recuerda la necesidad de llevar una vida más activa, ya que, para conseguir una pérdida de peso saludable la dieta deberá acompañarse siempre de un plan de ejercicio físico adaptado. “Lo que debe conseguirse es que el paciente sea autónomo y haya aprendido qué alimentos son más aconsejables para su salud. De esta manera, en el futuro elegirá los alimentos porque conoce sus propiedades y no sólo por sus puntos. Y, como decíamos, ante cualquier duda consultar con un especialista”, concluye.

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema