'¿Por qué no me funciona la dieta?' La respuesta está en tus genes

por enforma.hola.com /


 

Nuestro ADN nos determina más de lo que pensamos. Desde una mayor predisposición a desarrollar obesidad (y enfermedades relacionadas, como la osteoporosis o la diabetes) a cómo cada uno de nosotros reaccionamos a factores como el estrés, el ejercicio o la alimentación. ¿Quiere decir esto, entonces, que conociendo nuestra genética vamos a ser capaces, entre otras cosas, de saber qué alimentos nos hacen engordar o qué ejercicio hace que sudemos más? Pues, sí, por muy ciencia ficción que pueda parecer, así es.

© Adobe Stock

“El gran aliado para la alimentación en la era digital es el análisis genético, que permite saberlo todo de nuestro pasado, presente e, incluso, en muchos aspectos, del futuro. Aunque, la nutrigenética es ya una realidad, aún le queda por desarrollar gran parte de su potencial. En un plazo que considero corto, de tan solo unos pocos años, ‘sacarnos nuestro mapa genético’ será tan común como hacerse una radiografía y nos ayudará infinitamente más a cuidar nuestra salud en todos los sentidos. Seguro que nuestros nietos se preguntarán cómo hemos podido vivir sin saber todas las variables que determinan nuestra salud y sin chequearlas día a día antes de comer”, explica Eduardo Irastoza, profesor del Máster en Dirección de Marketing y Gestión Comercial de EAE Business School y experto en planificación estratégica en el sector alimentario

Por ejemplo, gracias a un test genético ya podemos saber qué alimentos específicos pueden dañar o beneficiar nuestro metabolismo y descubrir qué tipo de dieta está o no indicada para nosotros. Según explica el Dr. José Ignacio Lao, experto en genética clínica y director del centro de medicina genómica Genomic Genetics Internacional, “por una parte, nos permite conocer nuestro organismo y determinar las capacidades y limitaciones metabólicas, nutriente por nutriente; y, por otra, nos permite garantizar un sistema de alimentación y también de ejercicio físico que nos permita controlar el peso de manera más eficiente y duradera. De esta manera, tenemos la seguridad de no someter nuestro cuerpo a ‘sobrecargas’ que terminen por descompensarnos y llevarnos a enfermedades endocrino-metabólicas, como la diabetes o problemas de tiroides”.

Los genes también nos dicen mejor ejercicio físico según nuestro cuerpo

Existe toda una rama dentro de la genómica que se llama Kinesiogenómica. Esta nueva ciencia se dedica a entender la relación entre la expresión de los genes y los diferentes tipos de ejercicio físico. Desde Genomic Genetics explican cómo nuestras variables genéticas son decisivas para conocer cómo funciona nuestro metabolismo. Por ejemplo, “existe un gen (ADRB2 27 Glu), especialmente en mujeres, que muestra cierta resistencia a la pérdida de peso ante niveles de actividad física elevados. Por tanto, si en tu genoma está inscrita esta variación, lo que te conviene para perder peso es un ejercicio aeróbico moderado. Hay que entender que no siempre ante un mismo caso de obesidad en distintos individuos -con las mismas recomendaciones generales de dieta restrictiva en carbohidratos y grasas saturadas, más el incentivo del ejercicio físico- se obtiene el mismo resultado. Dependiendo de la combinación genética que se tenga, habrá mayor riesgo a desarrollar grasa abdominal, por ejemplo. La personalización de la dieta y el ejercicio resulta fundamental”.

Por ello, sin duda, el gran reto pasa por lo que apunta el profesor Eduardo Irastoza: “Gracias al análisis genético se podrá ofrecer un ‘protocolo de salud’ asociado al metabolismo, los hábitos de conducta y la alimentación de cada persona. La e-health será proactiva frente a una medicina que hoy es, básicamente, reactiva. Hay factores, como la prolongación de la esperanza de vida y, por tanto, el envejecimiento de la población, que moverán a organismos e instituciones sanitarias a potenciar disciplinas médicas preventivas, destinadas a mejorar la vida de las personas y a reducir los costes de los caros tratamientos e intervenciones clínicas”.

Además...

- Lo que debes saber si estás pensando en ponerte a dieta

- Por qué no debes eliminar los hidratos de carbono de tu dieta

- ¿Por qué hacer 5 comidas al día es la mejor manera de adelgazar?

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema