Talasoterapia, el poder terapéutico del mar

por enforma.hola.com /


 


Griegos, romanos y egipcios ya hablaban de las propiedades curativas del mar y aconsejaban los baños marinos como fuente de salud. “El mar cura todos los males del hombre”, decía Platón. De hecho, el uso del agua del mar con fines terapéuticos se remonta a más de 100 años atrás, cuando el francés René Quinton estableció las bases científicas de la talasoterapia moderna que había sido creada en 1869 por el doctor de La Bonnardière. Hoy en día, los denominados balnearios marinos conservan intactos los principios de esta terapia ancestral. Hacemos un recorrido por algunos de los centros de talasoterapia españoles, mientras descubrimos sus enormes beneficios.

talasoterapia--
Fotografía del centro de talasoterapia del Hotel Gloria Palace San Agustín (Gran Canaria), uno de los más grandes y mejor equipados de Europa.

¿En qué consiste la talasoterapia?

La talasoterapia (del griego Thalassa –mar- y Therapia –tratamiento-) usa el poder terapéutico del mar y el medio marino (algas, lodos, clima, agua de mar, arena, el plácton…), todos ellos con efectos astringentes y fortificantes. Según varios estudios, como el dirigido por el Doctor José Miguel Sempere junto a investigadores de la Universidad de Alicante y los Laboratorios Quinton, está más que probado que el agua del mar activa el sistema inmunológico y protege nuestro organismo contra virus, bacterias, defensas bajas y agentes patógenos.

Por tanto, la talasoterapia no consiste solo en tomar baños con agua de mar, sino que, como decíamos, los diferentes elementos del entorno marino como el sol, la brisa, el clima, el aire, los lodos, las algas… también contribuyen a mejorar nuestra salud. Así, podemos optar por los clásicos baños de hidromasaje, ducha, chorro… hasta masajes con algas, envolturas de fango, nebulizaciones, aerosoles, etcétera.

Además de las propiedades naturales del agua marina, gracias a su composición en sales minerales y oligoelementos casi idéntica a nuestro plasma sanguíneo, se suman los beneficios que se obtienen al mantener el agua caliente a temperatura del cuerpo. De esta manera, la talasoterapia facilita que los oligoelementos y minerales puedan penetrar más en el organismo gracias a la vasodilatación. Según el sindicato oficial de talasoterapia en Francia (France Thalasso) –que, aunque no regulada, ofrece una normativa con los requisitos que debe cumplir un balneario marino- esta es la razón de que una cura de talasoterapia no sustituya una sencilla estancia a orillas del mar; ya que deberíamos quedarnos unas horas en el agua de mar frío para gozar de los efectos de un baño de 12 minutos en un agua caliente.

Otros beneficios de la talasoterapia

  • El agua del mar contiene muchos minerales esenciales para el cuerpo que absorbemos a través de la piel como yodo, magnesio, selenio, zinc, silicio, sodio …
  • Excelente para la piel: aporta elasticidad y favorece la circulación. También para combatir problemas cutáneos como la dermatitis, eczema, psoriasis.
  • Recomendado por terapeutas para tratar problemas en articulaciones, artritis, y también asma.
  • Emocionalmente el mar nos ayuda a sentirnos bien, nos relaja y aporta tranquilidad, calma, armonía… Esto es debido a que favorece la producción de serotonina.

¿Dónde disfrutar de la talasoterapia?

En España encontramos varios centros de salud con instalaciones al borde del mar que aprovechan los beneficios del agua marina y que ofrecen circuitos de hidroterapia con chorros que estimulan el masaje linfático en distintas zonas del cuerpo: cabeza, hombros, espalda, abdomen, piernas, glúteos… uso de lodos, etcétera.

  • Hotel Gloria Palace San Agustín, en Gran Canaria. Uno de los centros de talasoterapia más grandes y mejor equipados de Europa con cerca de 7.000 metros cuadrados dedicados al relax. Centro pionero del turismo de salud en Gran Canaria, su piscina Puesta en forma, con distintas temperaturas (33 – 37 grados,) cuenta con 33 instalaciones de hidromasaje y tratamientos supervisados por un equipo médico para el tratamiento de afecciones reumáticas y problemas derivados del estrés. Diferentes tipos de masajes forman parte de su carta de tratamientos.
  • Hotel Louxo La Toja, en Pontevedra. Situado en la Isla de A Toxa, afamada por sus manantiales de aguas termales, su centro de talasoterapia con salida directa al mar cuenta también con tratamientos de hidroterapia y supervisión médica; así como todo tipo de tratamientos.
  • Talaso Poniente, en la costa cantábrica. Otro de los centros de talasoterapia más grandes de España. Cuenta con varias piscinas –exteriores e interiores- y diferentes circuitos.
  • Talasoterapia Zelai, en Guipuzcua. Se encuentra cerca de la playa de Itzurun, a la que se le atribuyen propiedades beneficiosas por su alta concentración en yodo.
  • La Perla, en San Sebastián. Uno de los balnearios marinos más antiguos que abrió sus puertas por primera vez en 1912.
  • Centro Vital Hotel Lodomar, en Murcia. A orillas del Parque Regional de las Salinas y Arenales de San Pedro de Pinatar, su agua presenta una elevada concentración de yodo y sales minerales.

Además...

- Los lugares más increíbles para hacer yoga este verano

- Adelgazar a bordo de un velero, ¡así si!

- 'Watsu', el 'fitness' acuático que estabas esperando

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema