El sedentarismo (o 'sitting' -como ahora lo llaman-) perjudica tu salud casi tanto como fumar un paquete de tabaco al día, según la propia OMS -Organización Mundial de la Salud-, que ha determinado que pasar más de ocho horas sentado es un factor de riesgo a la hora de padecer problemas cardiovasculares o, incluso, cáncer y diabetes. Si quieres poner remedio a las malas posturas en la oficina para evitar lesiones y mantener una postura saludable, olvídate de la excusa de siempre. No necesitas sacar tiempo para ir a gimnasio: basta con introducir más movimiento en la vida diaria. Incluso en la oficina puedes realizar sencillos ejercicios y pequeños gestos a cualquier hora, que te ayudarán a huir del sedentarismo y a quemar esas calorías que te sobran.

sitting-salud

  • ¡Camina! Si puedes, acude a tu puesto de trabajo a pie. Si esto no es factible, prueba a aparcar el coche algo más lejos o bájate una parada antes si vas en transporte público.
  • 'Bye bye', ascensor. No seas perezoso y sube siempre las escaleras (a no ser que trabajes en un piso excesivamente alto) para llegar a tu planta. Tienes que convertir al ascensor en uno de tus peores enemigos. Subiendo peldaños, conseguirás endurecer los muslos y los glúteos.
  • Frente a la pantalla. El ordenador es tu compañero de fatigas, pero también puedes aprovecharte de él para hacer sencillos ejercicios. Si te colocas un taco bajo los pies, puedes subir y bajar los pies en tandas alternas (10 veces con cada pie). No te requerirá demasiado esfuerzo y lograrás fortalecer los músculos del abdomen, la cintura y los muslos.
  • Aprovecha cada momento. Si quieres activar la circulación de las piernas y aliviar un poco la sensación de piernas cansadas, puedes aprovechar cuando estés de pie y parada, por ejemplo cuando esperes para entrar al baño, para mover las articulaciones de los pies, con el juego punta-talón.
  • Mejor en persona. Si tienes que despachar un asunto con un compañero, no utilices siempre el teléfono o el correo electrónico y resuélvalo personalmente.
  • Pequeños descansos. Aproximadamente cada hora levántate y date una vuelta corta por la oficina. Cuando vuelvas a tu puesto, realiza algunos estiramientos.
  • Y de postre... Si tienes que comer en el trabajo, procura después dar un paseo, aunque sea una vuelta de unos 20 minutos por las cercanías de su oficina.

¡Prueba con estos estiramientos para liberar cuello y espalda!

HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA GALERÍA

VER GALERÍA

Además...

- Malas posturas que provocan dolor de espalda

- 4 ejercicios que alivian el dolor de cuello

- Ejercicios para mejorar la circulación de las piernas

- 10 hábitos que pueden cambiar tu vida si sufres dolor de espalda

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema