5 rutas para celebrar el Día Mundial de la Bicicleta

por enforma.hola.com /


 

¿Y si para tu próxima escapada organizas un ‘cicloviaje’ con encanto? Viajar en bicicleta es una estupenda manera de descubrir nuevos lugares; al mismo tiempo que un excelente ejercicio para mantenernos en forma. En el Día Mundial de la Bicicleta, te descubrimos cuatro rutas verdes de la mano de Valeria y Bernard, una pareja con más de 20 años de experiencia en guiar a la gente sobre dos ruedas desde Bici:map, una pequeña editorial dedicada a diseñar los mejores itinerarios. ¿Te atreves a recorrer el mundo a lomos de tu bicicleta?

rutas-bicicleta-

El canal de los dos mares en bicicleta: Canal du Midi y de la Garonne (Francia)

Son dos canales de navegación, el canal paralelo al río Garona, que baja hacia el Atlántico; y el Canal du Midi que desemboca en el Mediterráneo. Unen dos mares históricamente comerciales, salvando una orografía poco exigente con obras hidráulicas extraordinarias, como las esclusas, esos ascensores de agua donde los barcos suben y bajan según los dictados de las compuertas o los puentes-canales. En bici, tan solo hay que dejarse llevar por el manso fluir de las aguas, arropado por la sombra de los centenarios plátanos y por el reflejo que plasma la insólita imagen de un barco encima de un río. Las escenas se repiten un día tras otro, mientras que en los alrededores se vislumbran viñedos, campos de girasol, pueblos de trazado medieval y ciudades de renombre como la amurallada Carcassonne y la romana Narbonne.

El recorrido (500 km, 9 días). El canal del Garona va de Bordeaux a Toulouse, y el Canal du Midi, nace en Toulouse y acaba en el Mediterráneo, junto a la laguna de Thau. El itinerario, prácticamente llano, discurre por la ribera de los canales, siguiendo escrupulosamente los caminos de sirga de sus márgenes.

Vía Verdes del Zafá, Vía Verde de la Terra Alta y Vía Verde del Baix Ebre (Aragón y Tarragona)

No hay que perderse la traza de estas tres vías verdes unidas que baja desde las estepas del Bajo Aragón y alcanza la orilla del río Ebro y la plana de Tortosa. Las vías verdes siguen la plataforma de un antiguo ferrocarril que unía La Puebla de Híjar a Tortosa. La línea se proyectó para unir el Bajo Aragón con el mar Mediterráneo, aunque nunca se llegó a construir el tramo a San Carlos de la Rapita. Estaba concebido tanto para el transporte de pasajeros como de mercancías. Estuvo en funcionamiento durante 31 años, el hundimiento de un largo túnel provocó su abandono. Son 100 km de paisajes espectaculares, no pocos túneles e impresionantes viaductos como el que salva el río Matarraña. Alcañiz, Valderrobres, Horta de Sant Joan, el pueblo que inspiró a Picasso, están a tiro de piedra de la vía y a la espera de los ciclistas.

El recorrido (100 km, 2 días). En Alcañiz comienza la Vía Verde de Val de Zafán que en el límite de Teruel pasa a llamarse Vía Verde de la Terra Alta y luego Vía Verde del Baix Ebre.

Camino Natural del Valle del Lozoya

El camino natural discurre por el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y sigue el río Lozoya, desde el monasterio de El Paular hasta Buitrago del Lozoya. En compañía del joven río, el camino lleva a los pueblecitos del valle y a los puentes medievales de Matafrailes y del Congosto, donde el río baja bravo y encajonado. Una vez en El Cuadrón, el camino continúa hasta casi las puertas de la amurallada Buitrago del Lozoya. Esta ruta está incluida en la guía 50 rutas alrededor de Madrid, que sale a la venta a finales de este mes, coincidiendo con la feria del libro.

El recorrido (37,7 km). Del puente del Perdón, junto al monasterio de El Paular, el camino natural acerca a los pueblecitos del valle; primero aparece la capital Rascafría, siguen Oteruelo, Alameda y Pinilla todos con el apellido del Valle, para acabar en Buitrago del Lozoya.

Vía Verde de Ojos Negros

Entre las minas de Ojos Negros y el Puerto de Sagunto se levantó una singular línea de tren de vía estrecha para transportar el hierro desde los ricos filones de la mina. Funcionó hasta 1972 y actualmente es una de las vías verdes más largas de la península.

El recorrido (160 km, 2 días). De la Sierra Menera atraviesa el altiplano turolonse, tras el páramo de Barracas, salva la orografia serrana gracias a numerosos túneles e inicia la descenso al mar por el valle del río Palancia. En Sagunto se puede conectar con la Vía Verde Xurra, que lleva a las puertas de Valencia.

Vías Verdea del Aceite y de la Subbética

Por los raíles de este antiguo ferrocarril circularon infinidad de trenes cisterna cargados con el aceite de la campiña olivarera, con las barricas de vino de las cepas de Montilla Moriles o con el carbón y plomo de las minas de Linares. La infinita alfombra de olivos, junto con nueve impresionantes viaductos metálicos del siglo XIX, son sus principales señas de identidad. Contrariamente a lo que se pueda pensar, el trayecto es más variado de lo esperado. Los infinitos paisajes de la campiña olivarera alternan con escarpados relieves serranos, con humedales y afamados viñedos.

El recorrido (110 km, 2 días). La vía une Jaén capital y Puente Genil en la provincia de Córdoba, pasando por Martos, Luque y Zuheros, pueblos de un blanco impoluto y una luminosidad cegadora. Enseguida llegan los pueblos del barroco cordobés como Baena, Lucena y Cabra.

Y tú, ¿qué opinas?

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema